Lamotodigital

Si estás pensando en adquirir un vehículo nuevo pero te desaniman los atascos, considera los vehículos de dos ruedas. Además de cumplir con tu propósito, tendrás la posibilidad de recorrer la ciudad entera, conocer otros lugares o disfrutar de nuevos paisajes.

Porque, como dicen los motociclistas más experimentados, las cosas cambian con el cristal de la ventana. Para ayudarte con la decisión, hablaremos sobre dos opciones reconocidas:

Motocicletas

Acooters (motonetas).

Esto es muy importante mencionarlo, ya que no todas las personas logran reconocerlos a simple vista. A pesar de su similar apariencia, sus estructuras son muy distintas. Si eres de los que afirma que una scooter es una moto pequeña, debemos mencionar que estás cometiendo un grave error.

Para que aprendas más sobre el tema, no dejes de leer este artículo en el que comparamos a ambos vehículos.

 

Así podrás diferenciar motocicletas y motonetas

 

Como sucede con otras cosas, la elección de un vehículo requiere tiempo. Aunque cuentes con la licencia de conducción, te proponemos revisar estos aspectos. Así tu elección no será la equivocada.

 

Una scooter:

Es mejor si acabas de obtener el carné: su peso ligero hace que sea más fácil de maniobrar. La principal diferencia es que las scooters no tienen cambios, así que los pies permanecen en reposo todo el tiempo. También, su sistema de frenos es muy sencillo y parecido al de las bicicletas, no tendrás que recibir entrenamiento para eso. Y por último, en algunos países permiten su manejo con la licencia para automóviles.

 

Las motos:

Necesitan mayor mantenimiento: por sus componentes y estructura, este vehículo requiere más atención y visitas al mecánico. De lo contrario, el deterioro del vehículo puede causar daños permanentes e incluso causar graves accidentes. Aunque las scooters también deben visitar el taller, son vehículos pensados para la ciudad con motores idóneos para rodar por las calles.

 

Un scooter

Brinda protección: no se trata de una cabina aislada. Por lo general, los scooters tienen un escudo frontal, plataforma para ubicar los pies y un asiento ancho. Estos elementos hacen los viajes más cómodos, evitan el contacto con la suciedad de la calle y mantienen a las piernas aisladas. En cambio con una moto, la única protección que se tiene depende del casco y los trajes especiales.

 

Las motos

No quedan atrapadas en huecos: Las grandes llantas de una moto son fantásticas. Por lo general, se pueden adaptar a todo tipo de terreno sin sufrir daños. De ahí que sean vehículos muy populares en áreas rurales. Sin embargo, los conductores deben estar atentos a los huecos o baches, ya que muchos accidentes ocurren por ellos. Si resulta imposible esquivarlo, atravesarlo será más fácil. En cambio, las pequeñas ruedas de la scooter pueden quedar atascadas.

Lamotodigital

 

En síntesis, las motos se aconsejan para personas con alguna experiencia, en las que los desplazamientos no necesariamente son en la ciudad. Si el propósito es viajar, las motos son perfectas para recorrer el país. Pero, si se trata de un aprendiz es mejor optar por una motoneta. Además de agilizar los tiempos, no se atasca en el tráfico y sirve para ganar confianza como conductor.

 

Tú, ¿con cuál te quedas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *